mis amigos

18 de febrero de 2016

Un mercado inconfundible Chichicastenango
















Después de la majestuosidad de Antigua pareciera que ya nada podría sorprendernos, la belleza natural del lago Atitlan rodeado por los volcanes y esos increíbles y mágicos pueblos que lo rodean, la carretera con curvas interminables, cuestas que parecieran pelear por ser mas altas y mas intrincadas, llegamos a un pueblo pequeño, de apariencia pobre, pero que los días de mercado se vuelve colorido.
        Baja gente de los poblados pequeños perdidos en los las sierras a vender sus mercancías tan variadas y multicolores que son gozo de los ojos de los extranjeros que llegan a comprar sus productos; podemos encontrar gran variedad de productos textiles y bordados que son una delicia, las flores y animales que con sumo cuidado hilan en sus huipiles o blusas, las tallas de madera que te alegran los ojos con sus colores fuertes y variados, pueden ser santos o animales, mascaras que representan demonios, españoles o monos, mujeres con labios pintados y lunar en la mejilla, que forman parte de sus vestuarios para las danzas que para estos pueblos son de gran importancias, casi siempre en las fiestas de los santos o en los cambios de cofrades (persona que se encarga del cuidado de un santo por todo un año) puesto de gran importancia y respeto en el lugar, visten un traje negro especial con bordados muy vistosos pantalón corto a la rodilla un chaquetín y un tocado de tela en la cabeza, calzan huachaches y portan una pequeña custodia creo de plata y bastón de mando, ellos visten a los santos y los sacan en procesión casi todos los días de mercado para pedir por el éxito en las ventas.
           La comida no es tan buena pero se puede encontrar algo de buen sabor y recientemente cuentan con algunos cafés de buen sabor, la conexión inalambrica de Internet es escasa o al menos por los días que estuvimos me comentarios estaban cambiando de compañía ya que la que tenían no les daba buen servicio.
           Te puedo asegurar que durante las horas de mercado no querrás salir de Chichicastenango pero que una vez terminado este se vuelve un pueblo fantasma razón por la cual la mayor parte de las agencias de viajes programan visitar el mercado saliendo de Antigua o Panajachel y retornando a estos lugares por la tarde, nosotros hemos encontrado atractivos adicionales y comodidad al quedarnos en este lugar la noche anterior al mercado para poder ver levantándonos temprano como poco a poco arman los puestos, créanme es una experiencia que vale la pena vivir.

            Este pequeño lugar guarda algunos secretos escondidos de los cuales les contare próximamente.             

5 comentarios:

Lyliam dijo...

Me encanta venir y encontrarte mostrando la belleza escondida de los pueblos querido Mario, uno viaja con tus palabras y imágenes amigo. Gracias por compartir y por siempre recordarme. Un abrazo enorme.

escribes conmigo dijo...

Lilyam:
siempre es un gusto verte por aquí, saber que te encuentras bien y que no te olvidas de los amigos.


Mario

RECOMENZAR dijo...

un placer haber pasado por tus letras

escribes conmigo dijo...

recomenzar:

Siempre es un gusto encontrarte por aquí

mario

AMBAR dijo...

Hola Mario.
Justo unos minutos acabo de ver que has publicado.
Hace tiempo que no veo nada tuyo, quise repasar más antiguas pero me sale una hoja en blanco sin da más.
Preciosas las fotos de este mercado, y lo retas tan bonito que dan ganas de ir a visitarlo.
Un abrao.
Ambar