mis amigos

8 de abril de 2010

MAS DE CAMPECHE

Campeche II Por la mañana caminamos un rato por la orilla de la muralla, almorzamos y tomamos un café en el corredor del patio de una de esas bellas casas antiguas, fotos en la plaza y en catedral, habíamos arreglado con el administrador de nuestro hotel el traslado en una suburban a la Zona Arqueológica de Edzna, así que un rato después Junto con los amigos compañeros de viaje el camino fue placentero; El acuerdo con el conductor fue que nos esperara en la entrada para regresar hasta el hotel. Pagamos las entradas e iniciamos el recorrido por el museo de sitio, pequeño pero muy interesante, el área verde muy bien cuidada con vegetación tropical que nos conducía a través de un ancho camino de terracería hasta toparnos con los primeros vestigios que dan un bello preámbulo a la grande e imponente pirámide. Dos de los que hacíamos el recorrido ya conocíamos el lugar por lo que gastamos una pequeña broma a los amigos estadounidenses que nos acompañaban; al entrar en la gran plaza les pedimos caminar en línea recta sin voltear al lado izquierdo hasta que les dijéramos y así lo hicieron estaba listo para ver sus rostros al ver tan imponente pirámide, ambos quedaron boquiabiertos con una cara de admiración, gratamente sorprendidos. Alegres caminamos y tomamos fotos de todas las pirámides, subimos donde nos era permitido y la enorme ventaja sin tanto calor ni mosquitos; de pronto dos se quedaron bajo la sombra y dos seguimos tomando fotos a diestra y siniestra para cuando acordamos los que se quedaron a la sombra estaban platicando con una joven pareja europea que viajaron con nosotros al terminar el recorrido y comimos en un rico restaurant de mariscos. Descansamos un rato y caminamos un rato por las calles visitando tiendas y después de cenar nos preparamos para dormir que por la mañana (no muy tempranos) seguiríamos en camino a La blanca Mérida y de ahí hasta Tulum pero eso… eso es otra Historia.

8 comentarios:

JUAN dijo...

¡Caray, Mario, no te pierdes ni una!
Qué bointas imágenes y cuánta historia encierran esas piedras.

Los que se quedaron platicando con la joven pareja no saben lo que quieren: se han perdido la gran oportunidad de contemplar el paisaje desde lo alto por conversar con unas jóvenes, cosa que se puede hacer a diario sin moverse de sus ciudades.Sin embargo, unas ruinas como esas no se pueden admirar todos los días.
Un placer visitar tu blog, amigo.

escribes conmigo dijo...

Gracias Juan por el comentarío.
de los que se quedaron abajo uno ya ha subido a todas las piramides
y la otra tiene porblemas con una rodilla, pero el hecho de estar ahí vale la pena, es toda una experiencia que se atesora y se recuerda con gusto.

hasta pronto mario

JUAN dijo...

Hombre, eso no lo decía el texto. Pido excusas, pues, a los dos.
Abrazos.

escribes conmigo dijo...

Perdon, por la emocion de contar los detalles de ma historía olvide aclarar ese detalle, generralmente cuando viajamos juntos dos somos los fotografos y los otros dos se entretienen haciendo compras, en especial si se venden artesanias.

hasta pronto

Margarita dijo...

Me alegro que disfrutases de ese viaje. Ir a ver las pirámides, subir a ellas y acabar comiendo mariscos, eso es vida, Mario.

La pirámide grande es imponente; impresiona la altura que debe alcanzar, se hermosa en la foto con el cielo tan azul y las nubes. Muy buena. Un poquito de envidia también me da, jaja, pero de buena onda.

Un abrazo grande,

Margarita

escribes conmigo dijo...

Margarita:
Esa piramide grandeces la que mas causa admiración en todos los que llegamos a ese lugar, los amigos californianos casi se quedan sin aliento de la impreción al mirarla.
en realidad es una experiencia que recomiendo a todos.

un gusto verte por aquí

mario

María Susana dijo...

hermoso lo que he leido un beso mario siempre te recuerdo!!

escribes conmigo dijo...

su:
Igualmente yo te recuerdo siempre, he estado casi perdido del mundo virtual pero espero estar por un buen rato y darle calor a este lugar y al forito que sigue adelante, despacío pero adelante.

hasta pronto Mario