mis amigos

21 de marzo de 2010

Campeche (la ciudad amurallada)

Campeche (la ciudad amurallada) Después de sufrir un poco con el calor y a la par con los mosquitos que nos traían locos salimos de Tabasco rumbo a Campeche capital del estado de Campeche, es un lugar con mucha historia, antes de la llegada de los españoles estaba habitada por Mayas, al ser conquistados por los españoles fundan la Ciudad y puerto de Campeche, no era un lugar minero pero pronto descubrieron que era rico en recursos naturales como el palo de tinta y la goma extraída del árbol del chicle, pronto se convirtió en un puerto importante en el sur de la Nueva España por los barcos mercantes que llegaban o zarpaban a España cargando valiosas mercancías por lo tanto pronto fue blanco de ataques continuos y feroces de los piratas (casi siempre ingleses) que saqueaban barcos y puerto. Para defender la ciudad construyeron una muralla que rodeaba el lugar con sus creo 7 baluartes que servían de parapetos para soldados y cañones en la lucha por defenderse; Dos grandes puertas de acceso tenia la de tierra y la de mar; para reforzar estas defensas se construyeron también dos fuertes, lograron así alejar a los piratas o al menos que no destruyeran todo a su paso cada que tomaban el lugar. De la muralla queda una parte que enmarca la parte antigua (claro ya fue rebasada hace muchos años a medida que sigue creciendo y creciendo, los baluartes y fuertes ahora son museos al igual que la puerta de tierra. Es un placer pasear por sus calles antiguas y escuchar las viejas leyendas coloniales ver su imponente catedral y platicar con su gente que es amable y servicial, es un lugar poco publicitado pero vale la pena recorrer despacio como perdiéndose al caminar encontrando gratas sorpresas al doblar cada calle y donde la comida es exquisita y tradicional. Les invito a recorrer este bello lugar espero que les guste tanto como a mí.

6 comentarios:

JUAN dijo...

Bonitas fotos, Mario. Te agradezco la enseñanza histórica que la acompañan. Ignoraba todo eso. Esos árboles que llamas chicles son el caucho, ¿cierto? Se sangran en el tronco y se deja caer la savia en un recipiente.
Gracias por compartir tan interesante viaje. Un abrazo

escribes conmigo dijo...

Juna me acabo de informar en internet y descubro que son arboles distintos el de chicle (goma de mascar) es el chico zapote y el otro es el arbol del caucho.
el lugar es hermosos y no sufrimos de mosquitos.
hasta pronto mario

Antonio dijo...

Estupendas fotos que incitan a visitar el lugar. Lástima de la distancia desde España, pero vale la pena dar una vuelta turística por esos hermosos parajes.
Un saludo

Margarita dijo...

Un lugar precioso, Mario. Me encantan las casas coloniales, pintadas de vivos colores, tan cuidadas su conservación. Y la catedral, es una hermosa construcción. Parece mentira que resistan el paso de los siglos y el trabajo que realizaban en esa época. Desde luego que cuando uno está en un lugar así es como si te transportara en el tiempo. La misma sensación tengo cuando voy a esos pueblos perdidos aquí, son lugares que nos evocan al pasado, y que nos transmiten el ritmo del tiempo que tenía, es como si se detuviera o fuera más lento y transmite paz. Ojalá un día pueda ir por allí a visitar estos lugares, de mientras, te agradezco que nos los acerques con tus fotos y tus explicaciones.

Un fuerte abrazo,

Margarita

escribes conmigo dijo...

Antonio:
En verdad es un placer recorrer estos bellos lugares, la gente es amable y calida, te hacen sentir verdaderamente en casa.
un placer encontrarte por este tu blog.

mario

escribes conmigo dijo...

Margarita:
son lugares magícos vale la pena perderce en sus coloniales calles y llenarce tanto de su gastronomía como de sus leyendas.
Enloquese topmando fotos a diestra y ciniestra.

mario