mis amigos

13 de marzo de 2015

La arena







          La arena esta fresca y húmeda, el sol de la mañana apenas empieza a calentar la frescura de las primeras horas del  día es grata la frescura a mi cuerpo quemado por el sol.
         Por fin estoy un rato solo frente a ti, el viajar acompañado me deja pocos momentos de soledad, y vaya que estando frente a tí ( mar) siempre me hace falta estar un buen rato solo, contemplar el movimiento continuo de tus aguas me relaja, es hermosos tenerte frente poder ver el horizonte y las aves volando sin parar, 
         A la playa llegan ya las lanchas de los pescadores con el producto de su jornada y la gente camina con prisa para hacer la compra de lo que sera la comida del mediodía, los perros corren alegres tras de sus amos jugueteando de tanto en tanto entre ellos como niños que gozan de revolcarse en la  arena.
         Haaaaaaaaaaaaa como disfruto este rato en la mañana, aprovechado incluso antes de tomar el café que alerta mis sentidos, invade mi alma una paz interior, relajante, adiós stress, adiós problemas es una verdadera delicia, los sonidos de la mañana empiezan a despertar, ladran ya los perros pian las gaviotas, a lo lejos se escucha música, alegra el ambiente, brota en mi interior la alegría de vivir.
         Amigo mar me tengo que retirar por un rato ya mis compañeros de viaje despiertan y reclaman mi parecencia. hoy nos vamos de la playa y no me queda mas que decirte:
AMIGO MAR TENGO QUE IRME, AMIGO MAR NOS VEMOS EN OTRO MOMENTO.    

7 comentarios:

Juan Pan dijo...

¡Qué bueno, Mario! Es verdad que es relajante mirar el mar y escuchar el murmullo de las olas, ver las gaviotas mientras amanece. Me alegro de que lo disfrutes, amigo. Un abrazo

escribes conmigo dijo...

Juan gracias por estar

Lyliam dijo...

Una hermosa prosa para dejar claro el amor al mar, creación maravillosa querido amigo Mario. Siempre es un placer visitar tu espacio y reencontrarme con tus letras poeta, un abrazo.

Anónimo dijo...

Liliam:

que gusto verte por aqui
estoy fuera de mi pc por eso contesto como anonimo

Mario

Conchi dijo...

Hola Mario, el Mar siempre te estará esperando para que en él encuentres esa paz, calma, sosiego y bienestar que nos da solo con escuchar el rumor de las olas..
Un abrazo.

escribes conmigo dijo...

Conchi:
El solo rumor de la olas es relajante para mis oídos, el contemplarle da sosiego a mis problemas, el solo que le acompaña me propone un buen descanso y su brisa despierta a la musa que llevo dentro.
un gusto verte por este tu blog

Mario

maría susana dall occhio dijo...

Hermos Mario querido!!! Disfruta amigo!!