mis amigos

25 de marzo de 2012

El abuelo Cuarta y última parte







Capitulo 4

Despertó  sobresaltado no tenía idea del tiempo transcurrido solo sintió que sus fuerzas se habían recuperado algo y subió de nuevo con sus dioses y después de flagelarse de nuevo con la espina de maguey  dejando caer su sangre en los últimos papeles que le quedaban en su morral alimento con ellos y un poco de copal los braseros coloco de nuevo chapopote todo lo que le quedaba el humo formo una densa capa de humo en el techo de la caverna limpio del polvo las esculturas de las deidades y derramo un poco de su sangre en sus rostros como ofrenda de purificación y esperando pagar con ella su camino al paraíso esperado, coloco también  un pedazo de Jade en si pecho para pagar al porteador del paraíso, de nuevo aromatizo con hierbas acromáticas, cargo con su tea apagada para encenderla de nuevo en caso de ser necesario.
Bajo con mucho trabajo, la debilidad de su cuerpo y la falta de oxigeno le ocasiona mareo, tiene que detenerse un rato respirar profundo para poder continuar está seguro que su final no tarda mucho, saca fuerza de sus huesos viejos y cansados, camina lento hasta la manta donde estuviesen los restos que acomodara junto a los otros, toma la cobija la sacude y con cuidado se acomoda lo más cómodo posible, agotado por tanto esfuerzo se cubre un poco con la manta de los lados, cierra sus ojos lentamente.
De pronto los recuerdos llegan como si hubiesen sucedido ayer, vio todos los rostros de los familiares que partieron antes que él, y a todos los que dejo allá abajo en la ciudad; recodó despacio toda su vida desde su niñez en el campo porque el proviene de una familia de campesinos no tenía derecho a asistir a la escuela por lo tanto todo lo que aprendió sobre la siembra fue  a través de los mayores de la familia, en especial su abuelo que siempre trató de prepararlo para la vida y para cuando llegase el momento de la muerte.
Fue su abuela quien le enseño casi todo sobre los dioses y las maneras de tenerlos contentos, su padre le enseño sobre el calendario de cuando sembrar y cuando cosechar, vino a su mente sus años mozos en los que se consolido como miembro de la comunidad de agricultores después de haberse unido a la madre de sus hijos, fueron años felices los vividos al lado de su mujer porque las lluvias so llegaron siempre a tiempo y en ocasiones fueron tan abundantes que poco se salvo de las cosechas.
Poco a poco llego el sueño y tras él los dioses de la muerte lo tomaron en su regazo.         
                

10 comentarios:

maria susana-. dijo...

que bella novela amigo mío, buscó el lugar donde sabía debía irse al encuentro de sus ancestros. Sabio el abuelo, con paz tranquilidad y dignidad espero a la muerte teniendo en su mente a todos aquellos a los que amó. Te felicito Mario muy bonito lo que he leído. abrazos!!

AMBAR dijo...

Hola Mario.
Un gran valor y determinacion junto con una gran fuerza de voluntad le llevo a cumplir con su tradición de llegar al fin de su camino en su propia soledad, muy fuertes de espíritu en aquellos tiempos, hoy todo ha cambiado.
Muy interesante la historia.
Un abrazo.
Ambar.

JUAN dijo...

Interesante historia, Mario. El abuelo sabía que había llegado su hora y la aceptó con valor siguiendo los pasos de sus antepasados.Un abrazo, amigo

José Ramón dijo...

Interesante esta entrada Felices Pascuas.
Saludos desde
Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

escribes conmigo dijo...

Gracias Susy:

Celebro que te guste la historia

Hasta pronto Mario

escribes conmigo dijo...

Ambar:

La manera de vivir a cambiado y no pensamos hoy en día ni siquiera el la posibilidad de tal desenlace para nuestras vidas.

hasta pronto Mario

escribes conmigo dijo...

Juan:

Un gusto saludarte.

El abuelo fiel a la tradición se dirige en el momento adecuado a terminar su vida junto a sus dioses.
Hasta pronto Mario

escribes conmigo dijo...

Hola José Ramón:

Un gusto verte por aquí.

Mario

Lyliam dijo...

Me encantó Mario, no sé porqué no quedó mi anterior comentario aquí, pero quiero dar fé de que estuve ante esta novela o cuento corto que narra la fé y me repito de las personas que tienen creencias en sus ancestros , en su pasado. Y las fotos, ¡maravillosas amigo! Todo un gusto haber estado amigo, como siempre.

escribes conmigo dijo...

lyliam.
Se que has estado al tanto de la narración.
Gracias por estar Mario