mis amigos

8 de junio de 2010

TULUM




TULUM
                Salimos de Campeche cerca de mediodía con destino a Mérida capital del estado de Yucatán, de momento solo de paso rumbo a la cosa, el viaje fue placentero y tras algunos pequeños contratiempos cerca de las dos de la tarde continuamos el viaje, una escala para comer en un pintoresco lugar llamado Valladolid, disfrutamos de la deliciosa comida Yucateca que es reconocida en todo México; Continuamos el viaje arribando a Tulum (pueblo) ya por la noche por lo tanto nos hospedamos , bañamos, cenamos y debido a el calor intenso buscamos helados para refrescarnos y a dormir todos.
                Por la mañana tras un delicioso almuerzo iniciamos el recorrido en la Zona Arqueológica que da nombre al poblado “TULUM”  una maravilla Maya construida a orilla del mar Caribe sobre unos riscos,  es algo increíble que la gran pirámide sirviera de faro y otero para los mayas marcando la entrada de las embarcaciones para que no encallaran en los arrecifes de coral que defienden el lugar de los, también anunciaba con antelación huracanes y tormentas pues al pasar el aire tormentoso a través de sus ventanas se escuchaba un sonido fuerte que alertaba a la población con tiempo suficiente; este lugar dedicado al dios descendente.
                El camino desde donde nos dejo el transporte hasta las pirámides fue a través de una selva tropical donde las iguanas son vistas por todos lados acercándose a los paseantes que gustosos les dan a comer galletas o fruta, el recorrido fue esplendido con un sol fuerte, brillante, equipado con lentes oscuros y bloqueador solar disfrute del esplendido espectáculos de las ruinas mayas a la orillas del mar azul turquesa del mar Caribe, es una inolvidable experiencia que con gusto puedo repetir un sinfín de veces.
                Saque algunas fotos de todas las pirámides y descubrí que en algunas por increíble que parezca ya que se encuentran a la intemperie y a la orilla del mar es posible encontrar pinturas no en óptimo estado pero si claramente visibles y figuras en sus muros realizadas en estuco.
                Terminado el recorrido cultural pasamos a la diversión, bajamos a una playita que se encuentra en plena zona arqueológica de una arena tan fina que es un talco y un mar templado y de un turquesa que es una delica, muy buen rato estuvimos en el agua platicando con gente de diversas nacionalidades y gosando de las olas, ya arrugaditos de tanto estar en el mar y sin muchas ganas que digamos regresamos arriba a las pirámides, termine con las fotos y ya con hambre salimos de este paradisiaco lugar.
                Comimos riquísimo y por la tarde fuimos a Coba el lugar donde se encuentra la controversial estela que marca el 21 de diciembre del 2012 como la fecha del fin del mundo, pero esa es …. otra historia   

2 comentarios:

JUAN dijo...

Hola, Mario: Esta crónica me ha gustado más que las otras,se ve que le has puesto más cariño al escribir, debido a que te lo pasaste tan bien.
Las pirámides son expectaculares, y me asmbroa saber que sirven de faro para los pescadores. Y ese mar azul, tan cristalino...
Lo que más me ha sorprendido es eso de la iguana acercándose y comiendo galletas, ¡Yo que le tengo miedo a un simple lagarto!
En fin, veo que has disfrurado mucho en este viaje y la comida es buena y el buen tiempo. Espero el próximo capítulo para saber más acerca de esa profecía. Gracias por compartir. Un abrazo

escribes conmigo dijo...

Hola Juan:
en verdad es una delicia ver esas piramides a la orilla del mar, es unlugar inolvidable,que solo de recordarlo dan ganas de regrasar.
Estas iguanas estan tan acostumbradas a ver gente que casi posan para las fotos.
hasta pronto pig